El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Coaching

Necesidad

Debido al ritmo y estilo de vida que llevamos, adquirimos hábitos  que causan malestar, tensión, cansancio y estrés y que dan lugar al origen de alteraciones orgánicas y emocionales o incrementan los síntomas de las ya existentes. Este estado impide que llevemos una vida saludable y satisfactoria.

Objetivos
El objetivo del coaching salud es que las personas puedan mejorar su estado y sentirse  plenas conservando un alto grado de calidad de vida.

Este tipo de coaching surge para ser aplicado dentro del ámbito clínico, terapéutico y/o personal y se focaliza en la prevención de enfermedades y promoción de hábitos saludables. Entendemos por hábitos saludables tanto los referentes al estilo de vida, alimentación y ejercicio, como los conectados con mantener una mente calmada sin agobiarse ni estresarse, y un corazón con buenos sentimientos que no está invadido por la rabia ni la pena.

El coaching salud trata la salud física, mental, emocional y espiritual.

Beneficios y resultados
La persona con ayuda de su coach, se convierte en la protagonista de su propio proceso, pasando de ser un agente pasivo a ser más proactivo realizando cambios que afecten positivamente a su salud y bienestar.

El coach ayuda a la persona a identificar como sus creencias, valores, emociones, hábitos y conductas influyen en su sintomatología y estado de salud actual, ofreciéndole nuevas perspectivas sobre su forma de interpretar sus circunstancias y mostrándole nuevas posibilidades de acción que le lleven al logro de óptimos resultados.

A quién está dirigido

  • Personas  que necesitan reducir sus niveles de estrés, angustia o ansiedad y así mejorar su salud.
  • Personas que sufren de migrañas o cefaleas tensionales.
  • Personas con problemas de dolor crónico.
  • Personas que por una cuestión de salud necesitan perder peso y les resulta muy difícil conseguirlo.
  • Familiares de personas con enfermedades oncológicas, o cualquier tipo de enfermedad que suponga un alto grado de sufrimiento para los que rodean al enfermo.
  • Personas con enfermedades como la diabetes o cualquier otra en la que se necesite  adoptar hábitos que les ayuden a llevar una vida más saludable y equilibrada.
  • Personas muy ocupadas y con un estilo de vida sedentario que quieren aprender a incorporar hábitos saludables para mejorar su rendimiento, salud y bienestar.
  • Personas que debido a los cambios importantes en sus vidas, viven una tensión, ansiedad, preocupación o miedo, que afectan su salud.